martes, 29 de marzo de 2011

-Comprar barato y vender caro. ¿Por qué seguimos sin hacerlo?

Es la pregunta que se plantea Preet Banerjee en The Globe and Mail. Desde luego no puede ser más acertada:



“Circula una historia acerca de un asesor financiero que obligaba a los clientes, que por primera demandaban sus servicios, a rellenar una hoja en la que debían escoger entre dos opciones; la primera indicaba si prefería “comprar barato y vender caro” y la segunda opción a marcar permitía optar si por el contrario el nuevo cliente se encuadraba más entre los que preferían “comprar caro y vender barato”.

Todos los nuevos clientes se preguntaban si lo de rellenar la hojita se trataba de una broma y obviamente todos optaban por firmar la “estúpida hoja” marcando por la primera opción.

Pasado un tiempo, inevitablemente, cuando el mercado sufría una brusca bajada, algunos clientes llamaban al asesor para que procediese a vender sus posiciones. En ese momento el asesor les enviaba un fax con el formulario entregado en su momento por el cliente con la finalidad de que lo actualizaran y procediesen a marcar la segunda opción ( la de “vender barato y comprar caro”).

Como consecuencia de ello muchos de los inversores que habían tramitado órdenes de venta las cancelaban percatándose que el “estúpido formulario” no era tan estúpido como en un principio parecía".





Siempre la misma historia. Todos sabemos lo que hay que hacer pero son pocos los “elegidos”.

Con titulares en la prensa del tipo ”como reacción a lo acaecido…. los inversores hoy han perdido, con la caída mundial de los mercados, un ….” la mayoría pica el anzuelo y vende apresuradamente.

Los verdaderos inversores nunca pierden con las caídas generalizadas del mercado, más bien al contrario; se benefician. Conocen perfectamente la distinción entre volatilidad y pérdidas definitivas. Están acostumbrados a convivir con la paranoia temporal de Mr. Market y saben que las caídas forman parte del juego.

Cuando se produce una caída generalizada del mercado motivada por algún acontecimiento de carácter global, lo cierto es que nadie conoce hasta donde puede llegar o en que nivel se encontrará un determinado índice dentro de un año. Y cuando digo nadie, es nadie. Los que juegan a predecir el mercado mienten o se engañan a si mismos. Pero ya he comentado y demostrado, en más de una ocasión, que para el inversor paciente no es necesaria una “bola de cristal”. Aconsejo releer "Dividendos".

Cuando se produce una gran caída es el momento de comprar. Es el momento, por ejemplo, de reinvertir esos jugosos dividendos que hemos ido acumulando, con las “empresas correctas”, en los últimos meses. Con la bajada habrá llegado el “precio correcto”.

Es, por casi todos conocido, que este es el “único negocio del mundo donde a la gente no le gusta comprar en rebajas”. Por esta razón, aunque sencillo, no es fácil.

Mi consejo: deja que otros jueguen a intentar predecir el futuro. Los verdaderos inversores de valor a lo nuestro; acumular las empresas correctas al precio correcto.

En la próxima gran caída, antes de vender "barato", vuelve a releer este artículo o búscate un amigo que te envíe la "estúpida hojita" con las opciones por fax.


Koldo.
moatcapital@gmail.com
twitter.com/Moatcapital

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Koldo. Una vez más, tu post es excelente. Es tan evidente, sencillo y preciso lo que cuentas, que parece mentira lo que nos complicamos la vida para determinar en base a qué criterios invertimos. La limitación esencial a superar es siempre la sicológica. Lo único que hace falta es tener las ideas suficientemente claras de inicio, y después, mantener la disciplina en la operativa. Saludos y mucho ánimo: te leemos con gran interés. Tino Alonso.

scoralstom dijo...

Algo parecido dice Warren cuando le preguntan porque comenta que la inversion en valor es la mas rentable y que si todo el mundo la aplica se eliminara la ventaja y este responde que lleva muchos años diciendolo y la gente sigue sin darse cuanta.
Un saludo

Anónimo dijo...

Como la vida misma...

Saludos.

Anónimo dijo...

Muy buen post! Me ha encantado.

Anónimo dijo...

Con las caídas del verano tu post cobra aún mayor actualidad y relevancia. En general todo tu blog merece ser releído periódicamente porque ayuda a mantener el criterio de inversor a largo plazo. Quería preguntarte si ha habido alguno novedad respecto al libro que estabas preparando, y que algunos de tus seguidores esperamos con ilusión. Un saludo. Tino Alonso.