jueves, 11 de diciembre de 2008

-CURVA DE TIPOS

Con bastante frecuencia se oye hablar en los medios de la curva de tipos, que si esta plana, que si esta invertida...

La curva es una línea que se compone de la rentabilidad de los diferentes productos del Tesoro.

Normal: A mayor duración mayor rentabilidad





Plana: Misma rentabilidad para todos los plazos





Invertida: A mayor duración menos rentabilidad





En circunstancias normales los productos a corto plazo (letras en España o Bills a 3 y 6 meses) ofrecen menos rentabilidad que los productos a largo (bonos a 10 o 30 anos).
Esto es lo normal porque si prestamos nuestro dinero al Tesoro a mayor plazo exigimos más rentabilidad . Al fin y al cabo el riesgo de "impago" aumenta con el tiempo.

Sin embargo en ocasiones los inversores se ponen a comprar deuda a largo plazo porque piensan que las cosas, por ejemplo a un año vista, van a ir a peor.
Al existir mucha demanda de deuda a largo el precio de la misma sube y la rentabilidad baja.

Lo que subyace a este comportamiento tiene bastante lógica; si pensamos que las cosas dentro de un año van a ir a peor, habrá menos actividad y por tanto menos inflación por lo que para estimular la economía los bancos centrales bajarán los tipos de interés.
Si esto ocurre es preferible tener bonos a largo plazo cogidos a tipos más altos que corresponden a épocas de bonanza económica que letras que tendré que renovar en tiempos de depresión a tipos muy bajos.

Unos bonos comprados a tipos altos se volverán muy atractivos cuando los tipos bajen.

Cuando se produce este atípico fenómeno de compra masiva de bonos a largo plazo que sitúan su rentabilidad, a pesar del “mayor riesgo de impago” por debajo de la que ofrece la deuda a corto decimos que la curva de tipos esta invertida.

Abundantes estudios, entre otros de la Reserva Federal de Nueva York, sugieren que cuando se invierte la curva de tipos durante un cierto periodo de tiempo, por ejemplo de 3 o más meses, aumentan de forma notable las probabilidades de una contracción económica o incluso recesión en un plazo de un año.

Si analizamos la rentabilidad de la deuda podemos ver que de agosto de 2006 a mayo de 2007 la deuda a 3 meses, representada por la linea rosa, ofrecía mayor rentabilidad que su "colega" a 10 años, es decir la curva estuvo invertida, lo que significaba que la probabilidad de recesión a mediados de 2008 era elevada (Pinchar el gráfico para ampliar).




Algunos como Greenspan decían que el indicador había perdido efectividad pero parece que la historia, como casi siempre, tiende a repetirse.

La buena noticia es que a 9 de diciembre la curva está “ordenadita” (a mayor plazo corresponde más rentabilidad) por lo que a un año vista la economía americana no debería estar en recesión.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas Carlos,

Si a 1 año vista la curva de tipos predice que la economía americana saldrá de la recesión, ¿no sería un excelente momento para comprar petroleras?
Ya se que no es un sector de tu gusto (tienes un perfil defensivo), pero hablo de una pequeña parte de la cartera. Con la liquidez que hay ahora mismo en los mercados, una buena forma de compensar la inflación (o hiperinflación) que se avecina es invertir en materias primas o empresas relacionadas con estos sectores. Muchos economistas hablan de un escenario deflacionario, que desde mi punto de vista sólo se produciría en caso de depresión. Sin embargo, si pensara que vamos a entre en depresión como en el 29 entonces no compraría nada de Bolsa. Yo hago justo lo contrario.

Saludos.

Luis

Carlos Espó dijo...

Es posible que acabemos en una hiperinflación. Eso piensan Jim Rogers o David Dreman (en este artículo reciente lo comenta http://www.forbes.com/finance/forbes/2008/1208/178.html?feed=rss_finance) y recomienda varias petroleras y energeticas.


Para mi se trata de un "ejercicio mental". No me afecta en mis inversiones y simplemente no forma parte de "mi circulo de competencia".

De todas formas Buffet ha invertido algo en Conoco.

Suerte